Las Verdaderas Estrellas de la Visita de Luisito Comunica a El Salvador

 


Hace unas semanas, el famoso YouTuber, Luisito Comunica visitó mi país de origen, El Salvador.

Su visita causó mucha controversia, dado que su razón de ser fue entrevistar al actual Presidente, Nayib Bukele, una figura polarizante para los Salvadoreños tanto dentro como fuera del país. La entrevista se llevó a cabo en el marco de unas elecciones legislativas y municipales bastante decisivas en el país. A pesar que Luisito negó cualquier involucramiento político, muchos opinan que de parte del presidente fue una "movida" astuta como parte de su branding, que siempre ha sido de joven irreverente, cool, millennial, trendy, etc.

Sin embargo, una vez concluida la entrevista, Luisito y sus acompañantes se dedicaron a visitar diferentes zonas turísticas del país. El famoso YouTuber publicó 5 videos de su viaje a El Salvador en los que muestra hermosos paisajes, algunas locaciones icónicas del país, y aspectos de la cultura y la vida. Una de mis amigas nos invitó a reflexionar que, independientemente de nuestra inclinación política, era muy buena exposición para el país particularmente dada la imagen que tiene El Salvador a nivel internacional.

Para muchos de mi generación, Luisito Comunica se ha vuelto una fuente de información en materia de turismo, de diversas culturas y costumbres. Por lo tanto, el hecho de que le haya dedicado cinco videos al “pulgarcito de América,” no es algo que en mi opinión, debemos desmerecer.

No había tenido el tiempo de sentarme a ver estos videos hasta ahora, y quiero decir que en más de una ocasión se me "agüaron" los ojos, y cuando menos lo sentí, había visto ya los cinco videos. Puedo decir con el corazón en la mano que terminé con el corazón lleno de orgullo, nostalgia, agradecimiento... y muchísimas ganas de pupusas.

Aunque los videos siguen la trayectoria de Luisito por el país, debo decir que para mi, el spotlight se lo robaron todas las personas a quienes él les prestó su micrófono durante los vídeos. Sin falta, todos demostraron su amabilidad, sus historias y sus testimonios, lo trabajadora, resiliente y "arrecha" que es mi gente.

Una de las personas llamó particularmente mi atención. Un señor apareció en el video en el que Luis, junto al famoso YouTuber Salvadoreño Fernanfloo, escalaron el volcán de Santa Ana. El señor estaba vendiendo paletas heladas a los que estaban escalando el volcán. La hielera en la que llevaba estos insumos pesaba 160 lb (alrededor de 80kg), y lo hace todos los fines de semana con los turistas que llegan a escalar el volcán como una forma de obtener ingresos. En un punto particularmente emocional, el señor relata cómo esa venta le ha permitido sacar adelante a tres hijos, quienes pronto serán profesionales. Y este fue el punto en el que en lo personal me quebré.

Cómo en muchos de nuestros países vecinos Centroamericanos, y en Latinoamérica en general, estas historias son muy comunes. Somos personas esforzadas, sabedoras de cómo salir adelante, y no sabemos hacerle mala cara a tener que ingeniarnosla para sobrevivir. En lo personal, es quizá una de mis características favoritas que me ha heredado ser latina.

Recuerdo una vez que mi ex jefa, quien había sido jefa de mi roommate Venezolana también, me dijo, "¿pero qué tienen ustedes que solo agarran las cosas y las hacen con gran facilidad? Tienen algo diferente." En ese momento solo reí, porque ¿cómo explicar la innata viveza que muchos latinos simplemente "traemos"? Esto me recuerda al especial de stand-up de Sofia Niño de Rivera, Selección Natural, en el que ella hace un increíble bit acerca de como Hollywood nos ha mentido porque en un apocalipsis, es mentira que los "gringos" nos pudieran salvar - los únicos que pudieran salvarnos fueran los latinos.

Y aunque las historias como la de este señor sean un vivo reflejo de esto, no podemos olvidar que una gran razón por la cual nos ha tocado desarrollar ese "algo" que tenemos. Esto es un resultado de la necesidad, del instinto de supervivencia, de sistemas que nos han creado unos sextos sentidos completamente ajenos para aquellos que (muchas veces a costa nuestra) jamás han tenido que saber qué es meterse una joya en el brassier.

Sin embargo, agradezco a Dios por historias como las que fueron destacadas en los videos de Luisito. En cada una de estas historias, había una chispa de perseverancia y de fe imposible de ignorar. Estas historias son un vivo ejemplo de que es posible sobreponerse a las circunstancias. Muchas veces, es fácil tomar el camino que menos demanda de nosotros: la queja y la victimización. Sin embargo, esto no nos va a llevar muy lejos. Para el señor del video, era de suma importancia que sus hijos tuvieran una educación y una vida digna, y eso lo motivaba a levantarse y hacer ese arduo trayecto una y otra vez. Este es un vivo ejemplo que vale la pena luchar por lo que vale la pena, y que es necesario reclamar nuestra agencia, tomar nuestros 80kg y cargarlos hacia la cima así nos cueste.

Sobre todo, lo que más me gustó del video, es que en cada toma, en cada historia y cada parada, se podía apreciar mucha gente sonriendo y disfrutando. Vivimos en una sociedad que cada vez recompensa más la insatisfacción, el descontento, las comparaciones y envidias. Estos videos me recordaron que no solo es el luchar lo que nos mantiene vivos, sino también sonreír y genuinamente disfrutar de las cosas pequeñas de la vida - una minuta por la playa, dos pupusas de queso, o una paleta a medio camino. Tanto luchar como disfrutar son dos caras de una moneda que llamamos “vida,” y que orgullo decir que nací en un país donde las personas saben hacer ambas de forma implacable.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

La Pesadilla

The Secret of Creativity: ABG (Always Be Gathering)

Un Respiro