Alégrense Siempre

 

Photo by Fuu J on Unsplash

Como muchos de ustedes, he tenido mis altibajos. Algunos días siento que tengo todo en orden, y en otros siento que mi vida es un desastre. No es fácil regocijarse "siempre." ¿Cómo se vería eso?¿Será posible siquiera?
Me parece interesante que Pablo escribió este versículo justo antes de hablar de la oración, la ansiedad, nuestros patrones de pensamiento, la provisión y el contentamiento. A lo mejor el "regocijarse" es menos ruidoso y llamativo de lo que pareciera al inicio. Quizá tenga que ver más con la gratitud, la unidad y la diligencia, que con el ruido, las fiestas o las carcajadas - aunque estas son increíbles. Quizá regocijarse está más íntimamente relacionado con mantenernos firmes en nuestra fe, con nuestra confianza en Dios, que con expresiones externas de celebración - aunque estas ciertamente pueden surgir de lo que hay en nuestro interior. Quizá regocijarse siempre si es posible.
Quizá todo lo que tenemos que hacer es dejar ir: dejar ir ideas preconcebidas de cómo se ve debería ver esto; dejar ir preocupaciones; dejar ir pensamientos tóxicos; dejar ir el materialismo. Claro, es mucho más fácil decirlo que hacerlo. Pero quizá ese sea exactamente el punto. El gozo no es un arreglo rápido, toma tiempo y toma trabajo, pero vale la pena. ¿Quién no quisiera vivir así? Jesús nos dio una manera: ÉL es la manera, la única fuente de amor, paz y si, de gozo.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

La Pesadilla

The Secret of Creativity: ABG (Always Be Gathering)

Un Respiro